Suplemento de calcio

El polvo de cáscara de huevo es una buena, y muy económica, forma de preparar un suplemento que aporte un extra de calcio. Es interesante en perros que comen dieta BARF y no toman la proporción adecuada de huesos carnosos.

PREPARACIÓN :
Vas guardando como una hormiguita las cáscaras de huevo que uses (hay que lavarlas y quitarles la membrana interior).

Cuando tienes, mínimo, una docena los metes en el horno unos 7 minutos a 150°C. Después de dejarlos enfriar las podemos hacer polvo con algo que las triture finito: un rodillo de madera, un mortero, o mejor, con un molinillo de café.

Y ya está!!! En un tarro de cristal duran semanas y sólo hay que espolvorear un poco todos los días sobre la comida.

Pero cuidado!!! No hay que abusar del calcio. Antes los veterinarios lo dábamos para todo y hay que tener precaución, no es la panacea.