Jugetes para perros

Hay mucho que hablar sobre el tema.

Lo primero es… cuántos?

Lo ideal es no dejar toda la casa sembrada de juguetes, se desconcentran y se ponen nerviosos, y además todos juntos pierden valor. Más o menos podría tener como 9 y… como mucho!!! 3 a la vez.

Para hacerlo más divertido podemos cambiar uno de ellos cada día, así cada 3 días son todos diferentes.

Hay que elegirlos con criterio, saber cómo de masticador-destructor es tu perrete, y tener en cuenta los materiales.

Los materiales de los que estén hechos es buenísima idea que sean duraderos, que desmenucen en trozos pequeños para evitar riesgos.

Son geniales los de lona fuerte, caucho, nylon balístico y también existen algunos tipos de peluche bastante duraderos. Por lo general, si es una marca reconocida, explicará sus cualidades y qué vejez va a tener el juguete. Algunos prometen incluso indestructibilidad y reembolso en caso de no ser así.

“Fondo de armario” de juguetes

Vamos a empezar con los más básicos: pelotas, cuerdas y huesos de morder.

Es importante que desde pequeños aprendan a divertirse masticando SUS COSAS, de ahí lo de que sus cosas estén hechas de materiales que recuerden y reconozcan como juguete. Así evitamos que muerdan muebles y zócalos, zapatos o ropa… porque recuerdan que el caucho es mucho más divertido.

Los huesos de nylon se desmenuzan en muy pequeñas partes y son ideales para los buenos masticadores, existen variedades de nylon saborizados… De queso, bacón, pollo… A mí ninguno me huele a nada, pero debe ser para ellos…

Las astas de ciervo y los juguetes con pinchinos de goma, para limpiar dientes y vitalizar encías.

Los juguetes-muñeco

A mí nunca me han gustado mucho los peluches como juguete para perro, pero he reconocer que hoy en día hay peluches muy duraderos, ese del medio, el marrón, es el muy favorito de mi perrina, lo llamamos Pepe Pavusa, tiene 4 años y está calvo… pero le quiere, le ayuda mucho a limpiar incisivos, pues practica el desgarro con él.

Otros muñecos bastante duraderos son los de nylon balístico y lona, los hay preciosos, con diferentes texturas por dentro como celofán que cruje, o pitos de esos que hacen ñiqui-ñiqui. A vuestro perro le gustan los que hacen ese ruido? Dicen los libros que les gustan más a los cazadores de pequeñas presas porque les recuerdan a los grititos que emiten al ser cazados (sí, lo sé, es horrible!)

Interactivos y rellenables

Seguimos escalando en dificultad y pasamos a los rellenables, el más famoso del mundo es el rojo del medio, aunque hoy en día la variedad es increíble.

También es muy interesante el arte de rellenarlos, y las diferentes recetas de rellenos que se trabaja la gente. Congelar el juguete relleno cuando están en época de cambio de dentición es un trucazo. Para mantenerlos entretenidos y con frio en las encías.

Las lickimat

Los utensilios para lamer, bien sean en horizontal o vertical, con pastas, patés, o mantequilla de cacahuete, como premio o como hábito.

Muy útiles en comedores compulsivos o perritos con megaesófago, para que la comida pase despacio y bien hidratada por su saliva.

Mantas olfativas

Mantas olfativas o alfombras olfativas, pensadas para desperdigar premios, o su comida, y que se tiren un buen rato buscándola entre las telas.

Quedan agotados!!! Y es que el principal de sus sentidos, el olfato, les gasta mucha energía a la vez que les calma y equilibra.

Además, si tienes tiempo y muchas camisetas viejas, son muy fáciles de hacer.

Nivel profesional

Juguetes interactivos, LOS JUEGOS DE NINA OTOSSON, premiada como una de las personas que más han ayudado a mejorar la vida de los perros. Nina lleva toda su vida diseñando «juegos de mesa» para perros y gatos.

Esta sueca tan genial dice que tiene juguetes para todos, tanto si tienes en casa un Einstein o un Forrest Gump.

Además, si no sabes por dónde empezar hay muchos videos en internet que te enseñan cómo usarlos y jugar con tu perro hasta que aprenda el solo.

Tienen además de diferentes grados de dificultad, diferentes materiales, del plástico a la madera para los más destructores.

Básicamente la cosa es que las chuches están escondidas y hay que aprender a mover algo para dejarlas al descubierto.

La primera vez que ves a tu perro resolviendo te da un ataque de orgullo, como si le hubieran dado el premio nobel.

A que es un mundo muy interesante el de los juguetes de perro???

La semana que viene voy con los gatos, no os olvido mis queridos felinos.

Feliz semana para todos los humanos y peludos.