Cómo enseñar a un cachorro a hacer «sus cosas» fuera de casa

Los perros son, de por sí, una especie que hace sus eliminaciones lejos del lugar donde duerme, come… quiero decir con esto que, es una conducta natural en ellos. Si no cometemos errores de base y salen lo suficiente a la calle, tarde o temprano lo harán bien.

De cachorritos hacen pis y caca muchísimas veces, y todavía su cuerpín no tiene mecanismos para aguantar las ganas… así que hay que tener paciencia.

Lo empezarán a conseguir a partir del quinto mes, incluso hasta el octavo, sería normal.

Para facilitar el aprendizaje os hablaré de la técnica libre de error (si, así de creído se lo tiene ésta técnica)

Lo primero es NO REÑIRLOS NUNCA por hacerlo donde no deben.

Reñir, darle con un periódico, meterle el hocico en el pis… todas esas cosas no ayudan en absoluto, de hecho, dificultan el aprendizaje.

NO LIMPIARLO en su presencia.

Que el cachorrito nos vea con la fregona… (la fregona!!! El palo de los pelos!!! Yuhuuuu!!!… a ver si puedo morder los pelos!!!) O nos vea interesados por una 💩… cogiéndola y llevándonosla… (mmmmmm… habrá que probar, a mi humano parece interesarle mucho eso…) Sólo empeora el aprendizaje.

El pis y la caca, deben desaparecer sin que él lo vea.

NO LIMPIAR con un friegasuelos normal, ni con amoniaco, ni con lejía…

Lo ideal sería algo que destruya la materia orgánica presente en sus eliminaciones. Un limpiador que tenga enzimas (sirven los quitamanchas de la ropa que sean a base de enzimas) para quitar el olor a pis, a nivel olfato perro, que ya lo sabéis… ellos juegan en la Champions League del olfato.

Hay productos específicos como el Urine Off o el AntyIckyPoo, pero yo llevo toda la vida aconsejando usar, por ejemplo, Kalia, o sea Vanish… lo rosa de echar a las manchas.

Eso sí, cuidado si el suelo es de mármol, las enzimas lo corroen. Deja el suelo fatal, pegajoso y opaco. Pero bueno, quita el olor a pis… luego ya sí se puede usar un friegasuelos normal con olor a flores o citronella, que no les gusta nadita.

También se puede usar vinagre, en una concentración un poco superior a la normal, no unas gotitas. Porque el vinagre es un ácido (acético) y también destruye la materia orgánica.

Bueno y dicho tooooodo esto, queda lo más importante: HACERLE SABER QUÉ ES LO QUE QUEREMOS.

Cuando lo haga en el sitio correcto… premio!!! premio, premiazo!!! no siempre tiene que ser un premio trófico (comida) hay muchos perritos que prefieren otros refuerzos positivos como darle un juguete, unas caricias, unas palabras de halago… premiar, premiar… premiarrrrr!!!

Para forzar un poco la situación, podemos aprovechar para tener preparada la fiesta en momentos que sabemos que van a hacer pis. Al despertarse… podemos cogerlo en brazos, salir corriendo a la calle y, en cuanto haga pis… fiesta merengue!!! Eres el perrito maaaaas listo del mundo!!!

También después de jugar muy a lo loco hay papeletas para pis o caca, después de comer… vamos, incluso si lo observas con atención acabas intuyendo cuando toca por una especie de ritualín que hacen, dan vueltas y olfatean… pues ahí ya vas corriendo a por el premio!!!

Eso, haciéndolo con amor y paciencia… aprenderá!!!!